Dentro del estudio de marketing hay temas específicos dedicados al análisis y monitoreo de la competencia, entre ellos uno de los más destacados que es el benchmarking. Esta técnica nace en 1982 en Rochester durante una reunión de la empresa Xerox donde se discutían aspectos organizacionales de la empresa con respecto de la competencia.

El benchmarking inicio con dos fases: la primera fue un proceso para poder entender a los competidores y era necesario separar las medidas comunes con funciones similares; la segunda se enfocó en los aspectos del proceso de un producto y servicio no solo de la producción, sino desde su planteamiento, diseño, desarrollo y comercialización.

Conforme va pasando el tiempo, el benchmarking se convierte en una herramienta fundamental para que podamos analizar el exterior para buscar ideas e inspiración para las organizaciones. Es así como el benchmarking tiene diversas aplicaciones en las organizaciones:

  • Planificación estratégica de planes a corto, mediano y largo plazo
  • Pronóstico de tendencias de predicciones de las áreas comerciales
  • Pensamiento “Fuera de la caja”
  • Comparaciones con los competidores y otras organizaciones
  • Productos y procesos con mejores resultados
  • Fijación de Objetivos relacionados a prácticas modernas

En otras palabras, el benchmarking permite a las empresas obtener información respecto a otras para conocer sus productos y servicios, precios, procesos y estrategias a determinados plazos para tener una visión mas completa de como se está comportando la competencia en una industria o mercado específico.

Para realizar un benchmarking hay que considerar los siguientes pasos:

  1. Identificar a qué se le va a hacer benchmarking: Plantear un objetivo claro y específico, las necesidades de información y actividades a realizar.
  2. Formar un equipo de benchmarking: Generalmente son personas del interior de la empresa que realizan estas actividades
  3. Identificar recursos de información: Hay que saber determinar donde están las fuentes, que información es necesaria además de viable y verídica y lograr el acceso a la información, ya que se puede encontrar que hay datos necesarios aunque restringidos por sus proveedores.
  4. Recopilar y analizar la información: Es importante hacer un análisis completo y con la información necesaria de acuerdo a los objetivos del benchmarking. No dejar de lado puntos importantes que sirvan para la comparación de la organización ante el escenario que se encuentra inmerso.
  5. Elaboración y presentación del informe: En el reporte final, es necesario colocar los datos generales y específicos que son necesarios y serán utilizados para posteriormente tomar decisiones para futuros planes y acciones que proximamente la organización realizará.

El benchmarking es una herramienta (y proceso) detallado y funcional que debe contener una capacidad de análisis por parte de sus elaboradores muy grande y amplia para detectar todos los factores y las condiciones en la que se mueve tanto la propia organización como los competidores dentro de un mercado o escenario. Espero este artículo te sea util y posteriormente hablaré mas a detalle de esta herramienta y otras que funcionen para la planeación estratégica del marketing.

Anuncios

Un comentario en “Benchmarking: Análisis de la Competencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s